Etiquetado: secades

CHANDLER, TRAUTMAN, ELADIO SECADES Y LOS EXCLUIDOS DE 1946

Por Andrés Pascual

En 1949, el Beisbol Organizado les abrió una puerta a “los inelegibles” que fueron separados “de por vida” por la incursión a la Liga Mexicana en 1946, según Eladio Secades, legendario cronista deportivo cubano a quien ataba una vieja y fuerte amistad con Jorge Pasquel (foto ambos en La Habana), “volvió a admitirlos en su seno, les ofreció pan y asumió la actitud del buen padre, capaz de perdonar los pecados de su hijo…”.

Sigue leyendo

Anuncios

NO ES IGUAL COMER EN SAO PAULO, QUE COMERSE A PAULO ASA’O

snodgrassPor Andrés Pascual

Releo a Eladio Secades siempre que puedo, porque no he encontrado otra fuente tan inagotable, tan novedosa, tan fresca y tan juvenil como el mejor cronista deportivo en español de América Hispana de todos los tiempos. El venerable icono del periodismo nacional, como Gardel para los argentinos, “CADA AÑO CANTA MEJOR”.

Sigue leyendo

A propósito de una celebración: “Secades, si lo ves ahora…”

sisler y mike gzlez 1946

Por Andrés Pascual

El pasado 27 de diciembre se celebró el 134 aniversario del primer juego de pelota oficial en Cuba (Liga General de Baseball, que duró hasta 1900, en el Estadio Palmar de Junco de la ciudad de Matanzas), referente como precursora de la poderosa y “asesinada” Liga Cubana de Beisbol Profesional de Invierno, su nombre verdadero, o “el Champion”, popularmente hablando.

Sigue leyendo

Eladio Secades se revuelve en su tumba

eladio secades y jorge pasquel 2

Por Andrés Pascual

Al panteón de las verdaderas glorias del diarismo cubano pertenece uno de los mejores cronistas deportivos de la Mayor de las Antillas, que ganara notoriedad internacional y un premio nacional de literatura a mediados de los 40’s, por la publicación de Estampas de la Época, retazos magistrales de la conducta y el modo de pensar del cubano tradicional, descritos a través de la prosa más brillantemente humorista, burlona y costumbrista que profundizara en algo tan simple y complejo a la vez como la personalidad del criollo.

Sigue leyendo