Etiquetado: fallecio

LUTO ES HOY: SE FUE “EL DEL MICRÓFONO”

Por Andrés Pascual

Voy a parafrasear a Bécquer: “¡Qué tristes y solos se quedan los vivos…!”, hace un mes fue un Maestro de la crónica cubana del boxeo, César Temes; poco después un peloterazo, catcher de “mascota suave”, Paulino Casanova; hoy…¿Señor, por qué te ensañas con mi nacionalidad? ¿Por qué le arrancas parte de sus mejores hijos, de lo que nos queda para vivir con el orgullo de siempre: haber nacido en la Perla de Las Antillas antes del castrismo asolador?

Sigue leyendo

Anuncios

FALLECIÓ ENRIQUE “HANK” IZQUIERDO

img322

Por Andrés Pascual

Venía grave desde hacía casi 4 años, estuvo incapacitado durante ese tiempo y finalmente falleció ayer Enrique Izquierdo (6TO FILA DEL MEDIO DE IZQUIERDA A DERECHA), el último catcher de los Alacranes del Almendares, de los Cubans Sugar Kings y el primero de los Jerseys de Jersey City, cuando el tirano obligó al Dpto de Estado y a la alta dirigencia del Beisbol Organizado a trasladar la franquicia del club de la Liga Internacional Triple A hacia New Jersey, por peligro extremo de la integridad civil de los americanos que, obligatoriamente, visitaban La Habana con otros equipos o como refuerzos de los propios Azucareros.

Sigue leyendo

FALLECE EN MIAMI EL EX PITCHER CUBANO HÉCTOR MAESTRI

cienfuegos 1959-60 buenaPor Andrés Pascual

El viernes 21 de febrero falleció en Miami Héctor Maestri García, ex lanzador que trabajó en el Champion profesional y jugó para el Ferroviarios en la Liga Nacional Amateur.

Sigue leyendo

TENÍA TREMENDO PODER AL BATE…

cienfuegos 1960 borrego 6to fila del centroPor Andrés Pascual

El viernes pasado falleció el “Orgullo de Santa Lucía”, Pinar del Río, Rogelio Álvarez, apodado Borrego (6to de izq a derecha fila del centro con el Cienfuegos, campeón en 1959-60) en todos los países en que disparó sus monumentales jonrones.

“En el Cerro metió uno que pasó por encima de los almacenes del left…” comienzo y final de la categorización del inicialista como el bateador derecho de más poder visto en Cuba en la era moderna; porque el castrismo no pudo imponérsele nunca con la longitud de los batazos de sus artilleros por tres cosas: cercas más cortas, bate de aluminio y, sobre todo, diferencias abismales en el pitcheo.

Sigue leyendo

Fallecio “Mandrake el Mago”: Gigante de 1951

02 de enero de 2012


Hialeah, Florida.- Por Andrés Pascual.-Hacía tiempo que pensaba escribir sobre el outfielder Don Mueller, sobre la clase maestra que brindaba cada vez que dirigía la pelota hacia huecos, por pequeños que fueran, dejados abiertos por los infielders contrarios, bolas que colocaba allí como “puestas con la mano” y que nadie hizo mejor. Por esa forma de encontrar la ruta segura a los jardines con el hit de línea o de rolling entre dos, fue que lo apodaron Mandrake el Mago, porque era una suerte de magia lo que hacía con el bate.

Sigue leyendo

Murio Raul Reyes, gloria del MININT castrista

21 de diciembre de 2011


Hialeah, Florida.- Por Andrés Pascual.-Si el Ministerio del Interior castro-comunista habilitó un salón de la fama para sus genízaros que se destacaron el lo deportivo, el pelotero Raúl Reyes, que acaba de fallecer en La Habana, seguramente tiene su placa colgada, a pocos centímetros de la de Julio de la Torre, asesino y represor del G-2 que fuera reservista de los Leones del Habana a mediados de los 50’s. Hoy, un sitio de Internet anticomunista, pero desconocedor, lo llamo “una gloria del beisbol”, no es posible, Reyes no puede ser catalogado como tal ni por su desempeño en el terreno ni, mucho menos, por la condición de limpieza que debe tener la conducta de quien se supone que juegue su mayor y más importante partido como ejemplo de la niñez en cualquier lugar y Raúl no cumple el mínimo requisito para semejante calificación ni en Cuba; entonces, ¿Cómo podría serlo en niveles más allá de la frontera nacional cubana?. El primero que bateó 3 jonrones en la pelota castrista en un juego en el Grand Stadium de La Habana (robado a Bobby Maduro y con cambio de nombre), entre Industriales, para los que jugaba, y Azucareros: 2 con bases llenas y el otro con 2 en bases, que produjeron 11 carreras para su club. Después, más de 15 han logrado conectar 3 cuadrangulares en un partido en la caricaturesca pelota de la tiranía. Como outfielder (left o center), se movía discretamente sin ser nada del otro mundo y corría las bases con aceptable velocidad. El tipo estuvo en la Serie Mundial de Cartagena, donde vio poca acción y en la celebrada al año siguiente en la capital cubana. Halador de bolas natural por ser un buen bateador de rectas pegadas en zona media del home; sin embargo, tenía dificultades para conectar envíos del centro del plato hacia fuera. Porque decidió convertirse en un servidor de la tiranía a través del organismo máximo represivo allá, el MININT, los cubanos libres dentro y fuera de Cuba, con pesar y lo digo de corazón, no podemos catalogarlo como “una gloria de Cuba”. En otro orden de cosas, en lo deportivo, Reyes no tuvo la clase como para inscribirse en el panteón de la leyenda de la Mayor de las Antillas, por tanto no puede ser considerado “glorioso” ni por equivocación o fanatismo.

Fallecio Fleitas, el idolo del central Constancia

19 de diciembre de 2011


Hialeah, Florida.- Por Andrés Pascual.-Andrés Fleitas fue y será siempre una leyenda cubana porque, el otrora pasatiempo nacional cubano lo tuvo como uno de sus máximos exponentes en el terreno en cuanto a clase profesional, decencia y amor por el juego. Uno de muy pocos miembros vivos, hasta el domingo pasado, día de su fallecimiento, de los Alacranes del Almendares de la década de los 40’s; era, además, el único sobreviviente de los Azules que se impusieron al Habana en el juego memorable que concluyó las hostilidades del campeonato 1946-47; incluso fue quien disparo el controversial cañonazo que decidió aquel encuentro. Fleitas tuvo la suerte de jugar y brillar en la década desde la que despegó, a alturas únicas en la región, el hoy maltratado deporte de las bolas y los strikes por la tiranía castrocomunista. Como uno de los mejores catchers cubanos de todos los tiempos; capaz de jugar con soltura y acierto la inicial también y considerable en el rango de gran bateador, que se hizo sentir en los dos circuitos, amateur y profesional, clasifica para la memoria histórica del beisbol cubano el venerable anciano de 95 años que, a pesar de su extraordinaria lucidez, no pudo seguir jugando “un inning más”, porque su organismo ya estaba muy debilitado. Estrella con los Azucareros del Hershey de la Unión Atlética; catcher regular y 5to bate de tres ediciones Cuba del período de la Edad de Oro; sin embargo, fue su trabajo como profesional, donde logró el MVP en la recordada temporada de 1946-47, en que jugó enfermo los últimos 13 juegos, el que lo inmortalizó. Asistió a 3 Series del Caribe y recibió el único no hit no run en ese tipo de evento, lanzado por Thomas Fine contra Venezuela en 1952, jugando para el Habana. Uno de los pocos peloteros que actuaron para los 4 clubes del champion, se retiró en 1956 y dirigió en 1957 y 1958 al Araújo en la Liga de Pedro Betancourt. Con seguridad que a Fleitas lo recordaron en todos los rincones en que sienten pasión por el béisbol en México; allá le consideran en su justa medida por las tres campañas que jugó durante la era Pasquel. Jersey City, Chattanoga, Havana Cubans, Cubans Sugar Kings fueron los clubes para los que jugó en el Beisbol Organizado y, si no actuó en Grandes Ligas, fue por equivocar el camino, como muchos otros, e irse a la Liga Mexicana; aunque por más dinero que lo que se pagaba en su época por jugar en las Mayores, con menos gloria y trascendencia. En 1962, afectado económicamente por la tiranía castrista, se exilió en Miami, donde continuó sirviéndole al beisbol como fanático y, en especial al cubano, como figura de importancia en el mantenimiento de su rutilante leyenda regional, a través de su colaboración con la Federación de ex Jugadores y del Salón de la Fama del Beisbol Profesional Cubano. Sin dudas, una perdida de magnitud irreparable para el beisbol y para el pueblo cubano. Que descanse en paz el glorioso compatriota, hombre decente y serio en el estricto sentido de los términos, que pertenece al Salón de la Fama del Beisbol Profesional Cubano y al del Deporte Cubano desde el 2003