Etiquetado: CUBS

JUGARON CON DOS SOBREVIVIENTES DE CÁNCER Y ESO CUENTA

rizzo-fowler-y-lester

Por Andrés Pascual

“Cabeza fría hace elogios…”, después de la victoria de los Cubs de Chicago han aparecido loas tardías de los mismos que no se comprometen nunca, porque no conocen ni historia “ni inside”, tengo una relación de “cronistas” que identificaron el score 1-3 favorable a Cleveland con “la maldición”, son tantos que puedo hacer un tomo de páginas amarillas, las peores de hispanos, sobre todo de kubanoides.

Sigue leyendo

Anuncios

SOBERBIO PITCHEO DE KLUBER PARA BLANQUEAR A LOS CUBS

kluber-serie-mundial-cubs

Por Andrés Pascual

¿Qué tiene Cory Klubler? Hace un par de anos escribí lo que repetiré: “seguridad en sí mismo, valor, buena velocidad (recta que se mueve), mezcla bien los pitcheos, no permite que se estabilice un bateador en home por los cambios constantes de localización y de velocidad y un tremendo slider. Es un lanzador que sabe que el 90 % de la batería que enfrentará está por debajo de su clase como pitcher, es decir, se impone antes de hacer el primer lanzamiento…”

Sigue leyendo

EL HOUSTON ES UN CLUB DE FUTURO, MAÑANA TODAVÍA ES HOY

correa foto

Por Andrés Pascual

Los Astros prometen el célebre mundo, sin embargo, al modo mío de verlo, el conjunto de figuras noveles más enjundioso de las Grandes Ligas es el Chicago Cubs, los veo en la Serie Mundial ya, haciendo chilindrón del chivo de más de 65 años cuyo berrenchín es insoportable, sobre todo, porque nadie los acompaña en el capítulo de maldiciones, creadas para barnizar la poca visión de quienes han tenido que seleccionar a los jugadores del róster año tras año, a pesar de Banks, de Santo, de Jenkins, de Williams, de Niekro, de… y porque se han contagiado con la negatividad de un público tan fiel que les hace daño. Entonces se han asustado, los abandonó la suerte en momentos inoportunos y han cedido a la presión.

Sigue leyendo

“EL AMIGO DE MI AMIGO ES MI AMIGO”, THEO EPSTEIN

epstein y maddon

Por Andrés Pascual

Debo confesar que me gustan los Cubs de Chicago para ganar la Nacional y, por extrañó que parezca, los Yankees para la Americana, más extraño todavía, por la presencia de Alex Rodríguez.

Tengo la impresión de que, en una temporada en la que nadie espera nada positivo ni relativamente del neoyorquino, que, posiblemente, comience a mencionarse con cierto interés cuando empiece a decidir juegos para los inquilinos del Bronx, vamos a estar ante una campaña en que el antesalista pudiera brillar como no le permitieron la popularidad, la vida farandulera, el público de la novena, el propio club y un contrato, más que fabuloso, fantástico; en resumen, lo aplastaron la fama, la ciudad y lo remató el consumo de sustancias.

Sigue leyendo