SOLER Y EL TIMING EN HOMEPLATE

Por Andrés Pascual

No hay forma humana de que Jorge Soler, outfielder cubano de los Reales de Kansas City, termine de aplicarse en la ciencia del bateo: con un mundo de condiciones y, hasta hoy, otro de frustraciones y desengaños, el antillano no acaba de demostrar que pertenece a las Grandes Ligas.

En el beisbol profesional el terreno, el territorio abierto en su totalidad, es el campo del bateador, del right al left hay que utilizarlo, pero, sobre todo, seguir la bola es obligación para lograr  buenas conexiones y evitar los ponches, que en su caso, tal vez sean producto de la escasez del tacto necesario para chocar la esféride y enviarla a territorio de nadie, resultante en posibles mejores números.

Recortar el swing debiera ser más obligado para Soler que cenar, sin embargo, por la razón que sea, si el hombre no da muestras de que puede hacer cosas que lo mejoren, tampoco la dirección ni el staff de coaches aparentan algo más que bajarlo en la alineación al 7mo u 8vo…

El habanero tiene clase por desarrollar, pero, si no se empeña y se interesa la dirección en convertirlo en un artillero de respeto, nunca llegará a las Grandes Ligas y es una lástima que no pueda desarrollar la carrera que sus habilidades naturales prometen si se trabajara con él.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s