DE CUBA LLEGA QUIEN QUIERA LA TIRANÍA

miguel alfredo 3

Por Andrés Pascual

Todo se aclara para quienes nunca hemos creído que los movimientos de los “desertores” del beisbol castrista es fortuito, legítimo, para los que conocemos cómo es la vigilancia de interés en aquella estructura criminal.

Se va el que quiera la dictadura: en 57 años y miles de intentos por voluntad propia, no logró resultados satisfactorios el 1 %, así ha sido y, supongo, sea todavía: todo “objetivo político” tiene vigilancia asegurada 24/7.

FOX ha hecho un reportaje sobre Yasmani Tomás (según el cronista del Herald “muy visto”), en que el pelotero explica que no ve a la familia desde el ¡2014! además, “algunos peloteros creen que a los cubanos nos pagan mucho…” y continúa “…pero no saben por lo que pasamos para llegar aquí…”, es decir, el individuo trata de imponer un derecho fantasma, que no está dentro de los parámetros para jugar pelota y ganar buen dinero; entonces acude al merecimiento creado por el complot comunista “pasamos muchas vicisitudes, eso nos lo pagan,…”, más o menos “figúrate, hay que ayudar a aquella gente que está allá”, como los enseñó la tiranía, como piensan los comunistas. Sin la mínima responsabilidad, la culpa del “pueblo” tienen que “pagarla” ajenos.

Y hay una verdad demoledora, porque ninguno tiene la clase que exigen las grandes ligas para devengar el salario que les dan “¡En bonos!”: hay otras razones detrás de esas cantidades que no tienen nada que ver con lo bueno ni prometedores que sean, porque la mayoría no lo son y el hombre o no lo sabe o no lo puede decir.

Yo no sé qué objetivo busca la cadena americana con el video sobre Yasmani Tomás, si “partir corazones” y calmar la protesta ajena, muy bien fundamentada, porque Miguel Cabrera, mejor que todos los que juegan aquí incluso que el resto no kubanoide, no puso al castrismo ni tuvo que ver con un pueblo que adora a sus inquisidores y, realistamente, no gana la cuarta parte de lo que uno de estos millonarios “por Obra y Gracia” y no hay otra forma de verlo.

La madre de Tomás suplica “no se lo digan, que no lo vea…” (su gemido en el documental), al año y medio de abandonar el país el hijo, ni si los inventan nace gente más infiel, más traidora y más mala que los americanos (ambos partidos).

Hace poco tiempo, Jorge Ebro escribió de un jugador que dejó “el equipo” durante juegos de trainning en este país, entre otras cosas, el individuo estaba desesperado por viajar a Miami, donde lo esperaban su esposa y su hijo.

Yoan Moncada fue “liberado” en Cuba para que se fuera a jugar pelota a una liga “de otro país”; pero Alexeiv Ramírez viajó a República Dominica legalmente con esposa y hijos; al revés, un segunda base de apellido Fernández se fue hasta Ecuador “ilegalmente”, desde donde “saltó a Dominicana” ¿Qué objetivo político vigilado es representado en esta novela? No hay el mínimo respeto por la inteligencia, es un insulto brutal.

A Miguel Alfredo González (foto), le regalaron 12 millones por vestir el traje de los Phillies en el clubhouse, llegó con el brazo por el suelo, algo por el estilo que Héctor Olivera, que tuvo un incidente de violencia doméstica; Rusney Castillo firmó con Boston por 72 millones, el club lo bajó para darle cupo a dos que adquirieron por un hamberguer y una bebida diétetica.

El propio Yasmani Tomás tumbó 68.8 millones, por ese dinero no solo tiene que hacer buenos swines, sino reinventar el bateo y así…

La nota grave, alta, la dio el último que “se fugó”: “…en Cuba no queda un pelotero ni para jugar al taco” ¿Dónde está la cantera, que los “fundamentalistas” convierten en la frase “le das una patada a una piedra y sale un jugador?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s