HABLAN POCO DE JOHNNY MIZE, EL GATO GRANDE DEL BEISBOL

johnny mize yanquis

Por Andrés Pascual

La crónica deportiva actual tiene como norma, sospechosamente, restringir lo más que pueden los nombres de muchos grandes jugadores del pasado, de tal forma, que solo a Ruth, a Dimaggio, Wiliams, Aaron, Mantle, Mays, a veces Musial, o Ty Cobb, manejan como exponentes superlativos del bateo y dejan fuera, o los tocan por una arista opacada por la falta de incidencia a propósito, a otros tantos dignos de mencion de vez en cuando: ni Tris Speaker, ni Harry Heillman, ni Joe Jackson, ni Jimmy Foxx, ni Greenberg, ni Al Simmons, ni George Sisler, ni Eddie Collins, ni… caben en el reducido espacio que habilitan, para recordar la “flor y nata” de la grandeza en el plato, la actualidad mediocre y decadente, tanto atlética como periodística

Uno de los que ha desaparecido sin dejar huellas, como aquel Matías Pérez del cuento del globo, es Johnny Mize, el artillero zurdo que jugó entre 1936-1953 para los Cardenales-Gigantes-Yanquis y que se le considera como a uno de los más recios bateadores de la historia.

El verdadero Big Cat o Gato Grande del Beisbol Organizado, apodo que se ganó en su temporada de novato, cuando Joe Medwick lo vio dormido en el banco de primera del club en entrenamiento y lo comparó con un león por su estatura de 6’3 y 265 libras de peso, que bajó a 215 en años posteriores..

Seis veces bateó 3 jonrones en un juego y es el primera base del Todos Estrellas de los 40’s, detalle que, para los neófitos de reciente edición, parece no importar mucho.

Cuando Johnny Mize debutó en Grandes Ligas, iniciaban las carreras de Joe Dimaggio y la de Bob Feller, una etapa que fue cubierta por parte de lo mejor en la historia del juego: Simmons, Gehrig, Foxx, Gehringer, Dickey, Lombardi, Tony Lazzeri, Lefty Grove, Ted Lyons, Al Newhouser, Dizzy Dean, Hubbell, Medwick y muchos otros de condición realmente eterna en cuanto a la leyenda del pasatiempo. En 1939 “arrancó” la de Ted Williams.

En 1936, los fanáticos aún estaban privados de ver en acción en los circuitos mayores a Chino Smith, a Judy Johnson, a Willard Brown, a Paige o a Joshua Gibson, por la vigencia de “la barrera racial”.

Mize nació el 7 de enero de 1913 en Demarest, Georgia, extremadamente ágil para su corpulencia, sus reflejos al bate eran realmente privilegiados: el timing perfecto, combinación rítmica demoledora en el plato a base de vista de águila, tacto de alfarero y poder extraordinario, que le convirtieron en uno de los sluggers que menos se ponchó en su carrera.

Empezó con los Cardenales en 1936 para los que tuvo números impresionantes como novato al producir para .329, 30 dobles, 8 triples y 19 jonrones, 93 empujadas y 76 anotadas, .577 por bases recorridas en solo 414 comparecencias al home.

En 1937 metió 25 cuadrangulares y empujó 113 con promedio de .364 y .595, 40 dobles y 7 triples en 560 veces al bate.

En 1938 encabezó la Liga Nacional con 16 triples y .614 de promedio por bases recorridas, más .337, 27 de vuelta completa y 102 impulsadas.

En 1939 ganó el campeonato de bateo con .349 y otra vez el de bases recorridas con .626, además, 28 jonrones con los que también capturó el liderazgo y  108 corredores enviados al plato.

Su promedio en 1940 fue de .314, pero llegó delante en promedio de bases recorridas con .636, en cuatroesquinazos con 43 y en empujadas con 137.

En 1941 batea para .317, .535 de slugging, 100 impulsadas y encabezó al Viejo Circuito con 39 biangulares; pero solo depositó 16 del lado de allá de las cercas, razón por la que fue enviado por los Cardenales al club con sede en Polo Grounds, los Gigantes de Nueva York, para quienes encabezó la liga en 1942 en slugging con .521 y en empujadas con 110, además de promediar .305 y conectar 26 jonrones.

Mize jugó entre 1942-1949 para los Gigantes, esta última campaña la compartió con los Yanquis. A partir de 1949, el artillero disminuyó el carácter mortal de extraordinario bateador, que había conectado 51 jonrones en 1947 y 40 en 1948, ambos liderazgos, años en que lo poncharon menos veces que la cantidad de bambinazos que dio en cada uno; además, también en 1947, encabezó a los anotadores e impulsadores con 137 y 138, logrando .614 en bases recorridas.

Comparable solo a Dimaggio y a Musial, se ponchó una vez cada 12.2 veces al bate y solo 524 veces en 1,884 juegos durante 15 años de carrera en 6,442 oportunidades al plato. Perdió 1943, 44 y 45 por el Servicio Militar durante la Guerra, pero, aún así, su promedio fue de .312, 367 dobles, 83 triples y 359 jonrones, 1118 anotadas, 1337 impulsadas y .562 de promedio de slugging. Es el único bateador en la historia que haya logrado campeonatos consecutivos de liderazgo en jonrones con menos ponches recibidos que batazos de cuatroesquinas: 51 cuadrangulares con 42 chocolates en 1937 y 40 con 37 en 1948.

De 1949 a 1953 reforzó a los verdaderos Mulos de Manhattan, contribuyendo enormemente a las cinco Series Mundiales consecutivas ganadas por el club de Casey Stengel. Cerró al lado de Dimaggio e inauguró con Mickey Mantle con tanta esplendor como siempre. 1952 fue el Octubre de Mize con .400, 3 jonrones y 6 impulsadas para los Bombarderos contra el Brooklin.

El 26 de septiembre de 1953 jugó por última vez este inmortal que logró leer su discurso durante la exaltación a Cooperstown en 1981. Mize falleció en Demarest, Georgia, el 2 de junio de 1993, a los 80 años.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s