LA MEJOR EDICIÓN DE PUERTO RICO A UNA SERIE INTERNACIONAL

edwin rodriguez estaPor Andrés Pascual

Cuando la Federación Puertorriqueña de Beisbol informó que el manager de la edición boricua al último Clásico Mundial sería Edwin Rodríguez (foto), escribí lo que sigue:

http://eltubeyero22.mlblogs.com/2012/10/03/el-mejor-manager-lo-tendra-puerto-rico/#more-2213

A medida que sorprendían por su entrega, por su juego y por su moral altísima, aquellos “increíbles” del beisbol caribeño, el aguerrido equipo de la bandera parecida a la cubana, no “se durmió en los laureles”, ni su manager se conformó con clasificar y siguieron…

Por momentos pareció que alcanzarían el lejano Firmamento colectivo de la grandeza beisbolera: salían al terreno, impresionaban, dominaban al contrario y se imponían; así jugó durante todo el trayecto el que, para mi, ha sido el mejor equipo de la tremendísima historia de la Isla en el beisbol regional.

Sin embargo, hubiera sido demasiado, demasiado de todo, especialmente de verguenza para el resto que un club, cuyos jugadores ganaban menos entre todos que David Ortiz por un swing en el círculo de espera, se convirtieran, no en noticia, que la fueron; sino en la BOMBA H contra la poca moral de un beisbol que, viéndolo bien, no tiene la mitad de la que necesita para legar sobre una posteridad tan igual en escaceses positivas que asusta.

En el Clasico del 2013, los boricuas hicieron tantos titulares que, no lo dude, justificaron como nadie el sentido de la noticia deportiva. Para la crónica antigua del sector, tan brillante como insuperable, aquella victoria de segundo lugar hubiera sido enorme, porque resultó en que “EL HOMBRE MORDIÓ AL PERRO”.

Pero no pudieron derrotar a República Dominicana, con más estrellas que la MGM, en la final y ocuparon el 2do lugar mucho más que meritorio, decidido de antemano cuando escogieron a Edwin para dirigir, entonces comenté así sobre el manager y su trabajo ganador:

http://www.beisbolmundial.com/562_blog/1972217_el-ascenso-a-grandes-ligas-se-lo-gano-edwin-rodriguez.html

“El nombre del juego es ganar” es la única frase que he escuchado, a través de 40 años de “modernidad fatua”, sobre la esencia del enfrentamiento deportivo aplicada al beisbol, lo dijo George Steinbrenner.

Ganar es el máximo objetivo del competidor, el cuento de que lo importante es participar, fue la forma viciosa de los comunistas, la invitación hipócrita y abusadora a países que no podían, porque sus deportes no eran de total responsabilidad partidista ni el avituallamiento y la preparación asunto de “amoralidad” gubernamental, cuya finalidad era imponer el deporte como reflejo de sociedades que triunfaban cuando, en realidad, se descomponían y derrumbaban interiormente. Aquella frase significó “fabricar records fraudulentos y contaminados, sobre la participación en competencias que organizaban en sus países”.

El atleta se prepara para ganar, quiere ganar, pero, si no puede, su orgullo queda lastimado, porque competir sin resultados no cuelga medallas ni permite adornar la vitrina particular con algún trofeo de importancia.

A través de la historia de las competencias internacionales del beisbol profesional, incluyo Series del Caribe y los mal llamados fraudes conocidos como Clásicos, Puerto Rico ha estado bien representada.

Para la competencia de clubes que representan a las ligas de la región o Clásico Caribeño, los boricuas han sido de los principales animadores históricamente, pues, durante la 1era Etapa de estos eventos (1949-1960), el mejor club, el más dominante, que se llevó 3 títulos, fue el Cangrejeros de Santurce, uno de los nombres gloriosos del beisbol en el área y nadie puede dejar de mencionarlo, en toda su magnitud y grandeza, al lado de la Liga Cubana, máxima ganadora de aquella era pródiga en clase atlética y profesional.

En el 1995, estimulados por el receso provocado por la huelga, las principales estrellas nativas del Caribe se animaron, jugaron los campeonatos invernales y accedieron a representar a sus ligas como regulares o como refuerzos a la Serie del Caribe, que se celebró en Puerto Rico.

Los boricuas llevaron al Campeón Metros de San Juan repleto de estrellas nativas, encabezados por Roberto Alomar, Edgar Martínez e Igor González;  los consideran “Dream Team” con razón, yo coincido con quienes reconozcan en aquel club la más potente edición de la Isla al evento, posiblemente sea también la novena más poderosa de todos los tiempos vista en este tipo de series, que, además, ganaron como tiene que ganar un fuera de grupo: invictos.

Varios de sus jugadres acapararon casilllas de liderazgos individuales. El mérito de aquel conjunto radicó en que apalearon a Dominicana, que no solo viajó con Pedro y con Rijo, sino reforzado hasta los dientes con jugadores de posición.

Casualmente, juzgue la siguiente expresión del boricua Tony Menéndez alrededor del Dream Team y la realidad de Puerto Rico hoy:

Es muy buena pregunta si se volverá a ver de Puerto Rico una novena similar.

–La Página de Tony Menéndez

Nadie sabe si volverá a verse otro equipo así en la Serie del Caribe, mucho menos suponer que Puerto Rico podría formar uno ni parecido a mediano plazo; para empezar, Roberto Alomar, en Cooperstown por su hoja de servicios al beisbol como uno de los 3 mejores de la posición en la historia de las GL, es inigualable; otro, Carlos Delgado, maliciosamente dejado fuera de votación para Cooperstown con números e influencia de genuino inmortal, un bateador como este habría que buscarlo con lupa…igual que a quien clasifica como de los mejores bateadores naturales en los anales del beisbol, Edgar Martínez. En el momento que vistió la camiseta gloriosa del Dream Team 1995, Juan González era de los más poderosos cañoneros de ambos circuitos.

Aunque nada es absoluto, observando cómo juegan las ediciones boricuas en las Series del Caribe de estos tiempos, sin nombres que impongan respeto e “implanten el toque de queda en las filas enemigas antes del anochecer”, es imposible que, en relativo poco tiempo, puedan armar otra maquinaria como aquella que abusó y barrió, literalmente, a la oposición hace 20 años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s