PAN PA’HOY Y HAMBRE PA’MAÑANA: LA SERIE MUNDIAL 2014

MLB: ALDS-Los Angeles Angels at Kansas City RoyalsPor Andrés Pascual

El ambiente está confuso: montañas de dinero desperdiciadas en nóminas que valen hoy menos que una vaca muerta de brucelosis y otras tan exiguas y pobres que no son suficientes ni para comprar una cebolla en Cuba, PERO CUYO VALOR DE INVERSIÓN CRECIÓ Y, SI FUE EN APUESTAS, REVENTARON AL BANCO.

El Kansas City estará en la Serie Mundial (que deben separarla bien de las otras seriecitas que efectúan para recoger lo que el antiguo Clásico de Octubre no puede por la pérdida del rating) contra los Gigantes, que también clasificaron como comodines, pero, supuestamente, fueron un club a tener en cuenta en su división.

Con San Francisco sucede algo raro, el gran público del club está en la Costa Este, Nueva York tiene más fanáticos de esta novena que California, es conocido que, cada vez que se cumple otro año del traslado, algunas emisoras radiales de la Gran Manzana levantan la bandera con la inscripción DEVUÉLVANNOS LO QUE NOS ROBARON, especie de grito o última voluntad de quienes nada han podido hacer durante más de 55 años por regresar al club al terreno original. Es la nostalgia de una época irrepetible en todo, con énfasis en el pasatiempo que, desde hace rato, parece que dejó de ser nacional.

La política de los Gigantes en el Oeste ha sido errática: no solo llegaron en segundo lugar, sino incapaces de aplicarse de acuerdo al mercado californiano, entonces han importado sus jugadores de Venezuela, Dominicana o de la minoría negra, quienes, por buenos que hayan sido, como actividad mercantil, ha resultado un sacrificio de la asistencia, de la popularidad y de la sintonía nacional, porque California significa MÉXICO, por donde quiera que se vea y, salvo un par de figuras de relativa clase, nada han descubierto los buscadores (ni les ha interesado), en el último país del Norte continental al sur de la frontera.

Una serie entre Gigantes y Reales no tiene un ápice de rivalidad tradicional, el ex club de Polo Grounds es una de las franquicias veteranas de verdadera representación simbólica del Viejo Circuito, comenzando porque se negaron a jugar la Primera Serie Mundial contra Boston, ya que “ni tiene clase ni personalidad…”; fue el equipo que tuvo como director durante 31 años al Napoleón del Béisbol, John McGraw, el hombre que enseñó cómo se hacía la transición de la “era de la bola muerta” a la “bola viva”, que reajustó el trabajo de los pitchers, de los jugadores del cuadro y de los jardineros a la novedad y que puso de moda el “bateo y corrido” o hit and run.

También fue contra los Gigantes que, en 1908, por la marfilada de Fred Merkle, bisoño inicialista de 19 años con muy poca experiencia de juego entonces, triunfaron los Cachorros en la Liga Nacional y se impusieron a los Tigres de Detroit en el último Clásico de Octubre que ganaron.

Con esa franela brillaron Mathewson, Terry, Mel Ott, Hubbell, Willie Mays, McCovey, Cepeda… con ellos lanzó el Divino Loco Rubén Gómez y Adolfo Luque se convirtió en el pitcher de más edad en ganar un juego de Serie Mundial, cuando derrotó como relevo a los Senadores de Washington en 1933, además, PAPÁ MONTERO fue entrenador de lanzadores varios años en los 30’s y los 40’s y Alex Pompez jefe de los buscadores para Horace Stonehan en la region caribeña.

Los Reales de Kansas City van a su tercera experiencia de “postemporada”, con ellos jugó toda su carrera uno de los mejores bateadores del beisbol, George Brett; son un club de expansión con poca historia contribuyente al anecdotario de interés de las Grandes Ligas, pero le permitieron al cubano José Cardenal cerrar su brillante carrera de 19 años en las Mayores con hit en el 9no, en un amago infructuoso contra los Phillies de Filadelfia en la Serie Mundial de 1980.

Alrededor de Kansas City se escriben montañas de elogios hoy, no porque concuerde la razón con el merecimiento, sino porque sorprendieron a un público y a una crónica que se les había olvidado cómo se jugaba a la pelota, que, entre la mentira de 3 temporadas con 60 bambinazos por un pelotero, una campaña de 73, un alfeñique como Brady Anderson dando 59 y los laboratorios a toda máquina, ni recordaban que su belleza y efectividad está en en el pitcheo, en la velocidad en el corrido de las bases, en la pimienta, en la pasión… que cuando se aplica a través del toque de bola, del hit and run o del avance “a una base más” por el tiro atropellado y desviado, se descompensa al pitcher, creándole preocupaciones que lo pueden descontrolar, como la vigilancia obligada de la base donde haya alguien anclado, porque no puede darse el lujo de despreocuparse con un lanzamiento tan malo que el receptor no pueda retener y porque cualquier roletazo al cuadro puede costar muy caro.

Con este sistema de juego, rutinario de la época cuando se jugaba al beisbol inteligente, con iniciativa personal sin tanto control “táctico-estratégico” sobre los peloteros, a quienes no les dejan espacio a la inteligencia y la intuición, por lo que dirigen autómatas sin voz ni para secarse el sudor; ni de números que, viéndolo bien, también mienten, ganó Kansas City el Joven Circuito. Y con un pitcheo capaz de dar cinco buenos capítulos más un relevo increíble por adecuado y efectivo, que pudo preparar bien para que cerrara mejor el encargado.

Pero, por comodines ambos, porque no establecerán diferendos sobre rivalidad tradicional, porque llegaron como eléctricos casi, a pesar de la clase de pelota ejemplar para tiempos mediocres que jugaron, no cumplirán las normas establecidas para hacer que esta Serie Mundial sea todo lo exitosa que debería, entonces volverá el número en rojo subido y el peligro de que, con esa justificación, la cadena FOX obligue a los destructores del juego a reconsiderar los fabulosos contratos que, si los reducen, resultarán en menores salarios para todo el mundo.

Hoy por hoy, por la costumbre generada en la falta de ética y principios de quienes asolan al deporte, estigma vigente, nadie puede predecir cómo afectaría cualquier recorte impuesto con lógica a los presupuestos, si beneficiaría o perjudicaría al pasatiempo, hasta ahí han llegado estos Padrecitos del BEISBOL ORGANIZADO de la actualidad…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s