SON SUGERENCIAS QUE ASUSTAN…

Mark McGwire, Don Mattingly

Por Andrés Pascual

En los anales del beisbol, ningún manager le agradece tanto su estadía en el puesto a un jugador como Mattingly (foto con Mark McGwire) al cubano Yasiel Puig; sin embargo, este director pusilánime, de poco compromiso y menos combatividad, no deja pasar una en que ponga algo contra el jardinero derecho, ahora fue la respuesta a la pregunta ¿Por qué Puig no está en el bosque central? según la caricatura de dirigente, “porque la mayoría de las veces está fuera de control…” estas “observaciones” no son por decir algo, tampoco tienen la intención de arreglar las cosas, sino que nacen del irrespeto, del desconocimiento intencional del juego de quien no solo le salvó la comida, porque su cesantía estuvo firmada, sino al club, porque le cambió la cara de descarte sin pasión a competitivo divisional gracias a su contribución anímico-deportiva.

A fin de cuentas, PUIG es un buen jardinero derecho en la medida que el ex primera base es pésimo en el oficio de director (por algo los Yankees no contaron con él) y el relajo que se ha formado en el centro se debe al miedo a la grada y a una gerencia que, viéndolo bien, no cree en sus virtudes, mucho menos en que sea capaz de logros con riegos y experimentos, razón que le impide darle suficente juego, digamos que a Kemp, para que se acomode. Mattingly debería tener un altar en el clubhouse con la foto de Puig y cantar 25 veces a la semana el éxito de Beny Moré, ciudad donde naciera el “descontrolado” que tanto vale para el club de Koufax, Cienfuegos.

Voy a presenter los números actuales de 3 bateadores que enumeraré, después diré sus nombres y el salario que devengan, para que saque cuentas de qué es un descarte de acuerdo a lo que recibe por lo que rinde:

PRIMER JUGADOR 20 dobles, 20 jonrones y 64 producidas .272 average .323 embasamiento .475 de slugging, tercer año consecutivo con más ponches recibidos que bases por bolas

SEGUNDO JUGADOR 15 dobles, 3 triples, 15 jonrones y 54 impulsadas .272 average 321 embasamiento y 458 de slugging, arbitraje en 2016 y agente libre en 2020

TERCER JUGADOR 21 dobles, 2 triples, 26 jonrones y 70 carreras empujadas .277 de average .368 de embasamiento y 591 de slugging.

El Segundo jugador gana 505,000 dólares como Novato, juega para los Marlins y se llama Marcel Ozuna; el tercero tiene contrato de 35 millones por 5 años con Toronto y es Edwin Encarnación y el primero firmó un contratico de 240 millones por 10 campañas con los Angels y se nombra Al Pujols… como Pablo Milanés, compositor de la Cuba castrista, LA PALABRA ES DE USTEDES, ME CALLO POR PUDOR.

Acabo de leer una sugerencia enlatada en la que un cronista sugiere que “deberían contar con Stanton para los movimientos que hagan los Marlins…” ¿A dónde van a llegar las cosas en este profesionalismo moderno? ¿Por que “se debe solicitar” que un jugador dé el visto bueno en cambios o compra-ventas que no lo involucren, caso de que tenga la cláusula de contrato que lo justifique?

Es común escuchar que un jugador de la NBA sea consultado de acuerdo a quién quiere a su lado, desde luego, es por miedo a la reacción del atleta, para que se sienta Dios y, más que hiperconsiderado, que no tome las de Villadiego, el Heat lo intentó con Lebrón y la respuesta la dio en las oficinas de los Cavaliers. También la Federación Argentina violó la ética para confeccionar la selección y le preguntó a Messi, que, ni corto ni perezoso, dio dos nombres de jugadores a los que aprecia, quizás más como amigos que por lo que valen, Iguaín fue uno de ellos.

De ningún mal posible se salvará el beisbol, no puede contra la marea corrupta que comienza en las oficinas del comisionado. La influencia liberal es inevitable y con esta la decadencia hasta deprimir el sentido realista de lo justo permisible, poco a poco, cuando no es por una cosa es por otra, cada vez que se trata algo que suponen bueno para ejecutarlo, o, por lo menos hacer eco “a ver qué pasa…”, se siembra la pérdida de clase y valor del deporte como tal.

Según la estructura de los clubes de MLB, la selección o proposción de un cambio era compartida con el manager, caso sonado el de Sparky Anderson, que aprobó sin pensarlo el traslado de equipo de Tani Pérez, o el de diciembre de 1957, cuando Al López accedió a que los Medias Blancas enviaran a Cleveland a Miñoso, porque odiaba al cubano.

Ni Stanton ni nadie que juegue debe ser tenido en cuenta para la aprobación de un movimiento gerencial, son detalles peligrosos hasta comentarlos, porque debilitan la estructura organizativa y la disciplina interior, así como la reacción lógica en la cadena de mando y responsabilidad obligatoria, por eso hay tantos lesionados y tantos jugadores que, a los 5 años, todavía hay que corregirles errores en un nivel cuyo objetivo es ganar, no enseñar, por lo malos que son los entrenadores y por la posible ingerencia de otros en la actividad. Definitivamente, esta “filosofía”  da pie a una labor de zapa para sustituir el olfato de quien solo gana por esa operación, por supuesto, para mal de juego.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s