BONITO “OPENING DAY” PARA PEPITO “EL MAJADERO”

jose fernandez abuelaPor Andrés Pascual

José Fernández tiró 6 innings dignos de un pitcher seleccionado para abrir la campaña 2014; complacencia absoluta del familiar que asistió al estadio a verlo: una carrera por jonrón de Carlos González sobre un lanzamiento que se le quedó ligeramente alto (colgado le dicen a este tipo de envío), cero pasaportes de libre tránsito, 5 hits y 9 ponches, su cuota predilecta para “el customer ansioso”. El serpentinero se llevó la Victoria ante los Rockies de Colorado.

Sustituido cuando cerró el 6to por esa manía moderna de conspirar contra los récords y la salud de los pitchers por el poco trabajo, recomendación de los “especialistas” del beisbol maniguero de hoy que, aparentemente, poco enseñan, salvo el rosario de números fríos, casi inservibles en muchas oportunidades y profundamente embusteros en la valoración de jugadores más del 50 % de los casos.

Como decía el maestro Secades: “TAMBIÉN LOS NÚMEROS MIENTEN”, ni Pitágoras fue perfecto ni “la cabeza de un guanajo”

Decir que este joven pitcher es una promesa no es significativo, sino preguntarse: ¿A dónde podrán llegar sus números si trabaja 15 temporadas sano, sin lesiones serias?

En todas las Grandes Ligas solo hay otro pitcher derecho tan dominante, tan digno del calificativo “fenómeno” como el cubano y es Félix Hernández (Strassburg no compite aquí) ambos con dominio absoluto sobre los bateadores; ejemplares casi extinguidos de la “vieja escuela” del pitcheo de Grandes Ligas por el control, por la personalidad y por el aplomo de veteranos de mil batallas sobre el balk.

Si algo identifica al cubanito de Las Villas es la forma cómo mezcla rectas de entre 95-98 millas con sliders de 78-82, pero es el control la base de su éxito.

Por la tremenda campaña anterior, se unió a Luis Tiant, por su temporada de novato en 1965 con los Indios de Cleveland, como los pitchers cubanos de mejor primer año de todos los tiempos en Las Mayores.

El día de apertura de la campaña del 2014 pudiera resultar histórico para el beisbol cubano, como aquella de 1924, cuando el Cinci designó a Luque para abrir el juego que rompió hostilidades, porque Pepito el Majadero podría evolucionar como lo mejor de la serpentina antilla de la historia.

Desde un palco de lujo del Marlins Park, la abuela (foto) y la joven y bella madre del pitcher sensación, presenciaron emocionadas la actuación del juvenil, junto a los outfielders Billy Hamilton, Trout y Bryce más prometedores del beisbol.

Como contribución a la herencia criolla esta noche en el terreno de la Pequeña Habana, el también promesa del shortstop, Adeiny Echevarría, encendió 3 cohetes para cerrar la noche perfecta de la nueva ola cubana del juego en el Sur de la Florida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s