LAS HISTORIAS DE “DARK SIDES”, VICIOSAS JUSTIFICACIONES DE LA IMPOTENCIA

george sisler esta

Por Andrés Pascual

El nombrecito para identificar la corrupción o la mala conducta en cualquier aspecto de la sociedad “pega”, gusta, incluso sugiere estados de terror: ¿oscuro?, igual a negro (por penumbras), miedo, sale un vampiro o acecha Landrú…

En el beisbol es un arma de los liberales para tratar de acomodar su derrota ante la decencia ciudadana, una vez que no pudieron con la historia, que es más que un recuento de los acontecimientos de categorías positivas o negativas, sino el fiscal mudo que se impone a estos vándalos que ya no encuentran de qué escribir “a ver sí…”

Es como una epidemia y hasta varios libros se ocupan de los “problemas graves del beisbol de ayer”, sobre todo el de Zav Chaffets, con gran aprobación del tercio hispano liberal encabezado por Enrique Rojas ¡Uffffff…!

¡Fíjate como fue Cap Anson con los negros socio! Cobb mató; Ruth bebió; El Rajá también fue tremendo racista… ¡Cuántas historias para el folletín de nunca acabar: “el lado oscuro del beisbol”!, pero hace mucho tiempo para seguir arrastrando un lastre que ayer tuvo aceptación y la sociedad, sus leyes, no eran igual.

¡Por Dios!, El Capitán vivió en el siglo antepasado, cuando el fantasma de Jim Crow rondaba como algo natural, por lo que no asustaba a la mayoría blanca ni creaba remordimientos de cargo de conciencia, que es el problema de hoy; sin embargo, cuando los críticos feroces, los que adaptaron el término “el lado oscuro…” al beisbol y quienes los siguen, sin la chispa que les descubra acontecimientos más dignos de tenerse en cuenta para el recuento y la denuncia, cuando se refieren a este detalle dejan en el tintero, más peligroso que el ectoplasma del cuento, a quiénes fueron los responsables directos del fenómeno segregación racial, creadores del KKK y practicantes fundadores del culto “abusos contra los negros” en carácter político: EL PARTIDO DEMÓCRATA ¿Por qué no mencionan de vez en cuando este factor que no es sorpresivo ni nuevo? ¿Por qué el contubernio, la conspiración injusta e incompleta? ¿Dónde está el origen de este insulto a la inteligencia?

Cuando Robinson fue utilizado por Rickey y los Dodgers como el elemento para derrumbar el muro racial, no solo triunfaba “el bien sobre el mal” en Estados Unidos, sino quedaba ratificada la condición humana del partido republicano sobre los demócratas, o ¿Sí?

Hank Aaron utilizó sustancias de crecimiento, pero nadie se arriesga a recordarlo con frecuencia y hoy el tipo tiene una actitud zigzagueante hacia los usuarios del tiempo actual: una vez a favor por algunos a través del silencio cómplice, o contra otros abiertamente por ¡Vaya usted a saber!, aunque se supone.

El negocio del rating para una parte mucho más que generosa de la sociedad americana es informar, recordar que Mantle usó lo que pudiera considerarse, yo no, sustancias prohibidas; aquel jugador que no admitía fotos en el clubhouse vendándose las deplorables piernas desde la cintura ¿Por qué?

Fíjese en esta tabla de líderes en jonrones y su “runer up” desde 1927 hasta 1938:

1927 Ruth,   BabeBabe Ruth 60 New York Yankees Gehrig,   LouLou Gehrig 47 [42]
1928 Ruth,   BabeBabe Ruth 54 New York Yankees Gehrig,   LouLou Gehrig 27 [43]
1929 Ruth,   BabeBabe Ruth 46 New York Yankees Gehrig,   LouLou Gehrig 35 [44]
1930 Ruth,   BabeBabe Ruth 49 New York Yankees Gehrig,   LouLou Gehrig 41 [45]
1931 Ruth,   BabeBabe Ruth
Lou Gehrig
46 New York Yankees Averill,   EarlEarl Averill 32 [46]
1932 Foxx,   JimmieJimmie Foxx 58 Philadelphia Athletics Ruth,   BabeBabe Ruth 41 [47]
1933 Foxx,   JimmieJimmie Foxx 48 Philadelphia Athletics Ruth,   BabeBabe Ruth 34 [48]
1934 Gehrig,   LouLou Gehrig 49 New York Yankees Foxx,   JimmieJimmie Foxx 44 [49]
1935 Greenberg,   HankHank Greenberg
Jimmie Foxx
36 Detroit Tigers
Philadelphia Athletics
Gehrig,   LouLou Gehrig 30 [50]
1936 Gehrig,   LouLou Gehrig 49 New York Yankees Trosky,   HalHal Trosky 42 [51]
1937 DiMaggio,   JoeJoe DiMaggio 46 New York Yankees Greenberg,   HankHank Greenberg 40 [52]
1938 Greenberg,   HankHank Greenberg 58 Detroit Tigers Foxx,   JimmieJimmie Foxx 50

Desde que los “superartilleros” de hoy se asustaron con el test sorpresivo, con las multas de mercurocromo y las sanciones de mentolato para lesiones que requieren cirugía radical, hace 4 ó 5 años atrás, las cantidades de jonrones son inferiores a las que mostré.

Quedan más de 100 jugadores que dieron positivo, pero según Dipoto, el GM de los Angelinos, Pujols está recuperado y hace swines, eso está bien, pero lleva 4 campañas luchando en baja contra sus mejores números ¿Qué es eso?

Desde 1961 se juegan 162 partidos contra 154 previos, con esta cantidad impuso su récord de hits Ichiro, un buen bateador indudablemente, pero necesitó 77 veces al bate más que Sisler para romper el del primera base de los Browns y hay otro detalle, aquella temporada el padre de Dick, héroe histórico este último como refuerzo habanista del beisbol cubano y de los Phillies “WIZ KIDS” de 1950 por un jonrón decisivo, bateó sobre .420, con un poco de números, operaciones matemáticas de bodega, si el viejo y glorioso ídolo de San Luis hubiera comparecido al home las veces que el japonés en la temporada del récord, el asiático hubiera necesitado 25 hits más para empatarlo.

Revise cómo está la cosa en el Caribe, los fraudes de todo tipo, las entregas de juegos en Dominicana, el uso extendido e indetenible de las sustancias cómplices contra la historia y después pregúntese si no existen otras “lados oscuros” de la actualidad que ameriten conocerse. En este capítulo se le debe prestar atención especial al complot contra la decencia que es aceptar como miembro pleno a la tiranía castrista en la Confederación, golpe bajo a la ética del organismo y a sus fundadores:

http://www.beisbolmundial.com/927_beisbol/2309099_cazatalentos-dominicano-sentenciado-por-fraude-con-peloteros-latinos.html

El problema llega tan lejos que se mete la mano en el saco y se comparan épocas pre-pioneras para justificar la decadencia acelerada de este beisbol, entonces traen a Anson como símbolo de lo peor posible para el juego, sin tener en cuenta colaterales. Pero pocos atienden al revanchismo encubierto de gente como Dusty Baker o Felipe en algún momento cuando perdió el puesto en Montreal.

Ni aquel gesto moderno, digno del recinto de inmortales del ratonerismo contemporáneo de Rubén Rivera, primo de Mariano, que le robó un bate y un guante a Jeter en el entrenamiento para venderlo en una tienda de empeños, habiendo firmado por un millón con los Yankees el día anterior.

Cuando alguien purista, conservador por el bien del deporte, dice que Ruth bateaba más de .370 y daba 50 jonrones, o que Williams bateó .406 en 1941 o Bill Terry .401 en 1931 contra pitchers que tiraban los mismos lanzamientos que los de hoy, o que Shoeless era un slugger de clase superlativa por la cantidad de tubeyes y tribeyes que metía, no solo contra lanzadores cuyo caudal de envíos superaba ampliamente a la actualidad, inferior en clase profesional y ética con la saliva legal, entonces sale un tipo de estos y le dice que “las épocas diferentes no pueden comparase” y en su propia cara, sin ninguna pena ni bochorno, deshaciéndose en rutina ridícula, vuelve con Anson, Cobb y “el lado oscuro…”  para lo que creen manejable a favor sí, para lo que les desarme no.

¡Qué fraude de pensadores tan grande es esta crónica “sabiométrica” de la actualidad! tan decadente como el propio juego, como la era liberal que cunde a la sociedad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s