DESERTORES Y CHIVATERÍA, AHORA LE TOCÓ A PUIG

puig y su mamá

Por Andrés Pascual

Yo no voy a hacer leña a Yasiel Puig “ni de coña”, ni por influencias ni por “caerle bien a algunos…” Conozco bien el complejo mundo de la represión política castrista, de hecho fui afectado.

Sin embargo, cuando tengo idea de los resultados posibles por algo que sé, incluso sufrí, no espero a dar mi opinión por miedo a la frasecita  “no hay pruebas”, las pruebas no me importan mucho cuando al final pudieran convenir con lo que yo diga como entredicho. El que necesite pruebas de algo tan claro como la tragedia provocada por Obama en Benghazi allá él, yo no espero a que me sirvan contaminada la posición “políticamente correcta”,  ni fue ni es ni será mi estilo…

El problema de la llamada chivatería en Cuba tiene dos puntos de vista: el informante casi miembro del G-2 que lo usan para escuchar, incluso provocar que se diga lo necesario para hacer una causa política.

Lo benefician de varias formas como permitirle robar sin represalias, puede (o podía) comprar carne o pollo en una casilla que no le correspondía y, aunque tiraba la libreta en el mostrador, no apuntaban lo que le “regalaban” y nunca hubo otro informante que observara la operación para denunciarlo y meterlo preso. Hablé de la casilla, pero igual ocurría en la bodega y el tipo se iba con café, cigarros, arroz, manteca… lo que quisiera. Este es el verdadero chivato de la tiranía, similar de aquellos del SIM que cobraban 33.33 por delatar.

Pero el miedo a represalias ha provocado que muchos ciudadanos, amenazados por la DSE, aceptaran acusar en un juicio como testigos por cargos que se habían asentado bajo delaciones de informantes.

Es común en la Cuba castrista que un individuo, por temor a “lo que le prometieron” a él y a su familia si no cumple con la imposición, se presente como testigo principal del G-2 y proceda a responsabilizarse con la sanción que le impondrán a la víctima.

Esta maniobra crea las bases para que la dictadura no presente públicamente a su chivato, que quedara totalmente protegido y participando de las relaciones “de amistad”, a las que continuará entregando cada vez que se lo ordenen y dejando en plano de delator a quien no lo es.

El caso de algunos cubanos que han escapado del régimen se ha tratado de tal forma que linda con el abuso: desde la demanda contra Guillermo Rigondeaux por acuerdos supuestamente legales que, debía ser de conocimiento mundial, nadie en Cuba tiene idea del carácter legal y mucho menos en asuntos de contratos deportivos; a lo mismo contra el pelotero Yoenis Céspedes, que la acusación de chivato contra Yasel Puig por alguien a quien “le destruyó la familia…”

En primer lugar, habría que conocer si Puig fue enviado por el G-2 y “se acercó” al aura tiñosa que se vio millonario si firmaba al joven y si lo que le “sacó” se empleó en el juicio con sentencia de cárcel.

Como que no creo lo anterior, supongo que fue “el patriota interesado y oportunista” quien merodeó al pelotero.

Nadie puede dejar en el tintero que estos mercachifles, que han provocado que algunos inocentes perdieran sus trabajos en Cuba y hasta fueran a la prisión, no puedan contener el ego de campeones del “scoutismo” y lo compartan con cualquiera fuera de Cuba, donde la tiranía tienes batallones de chivatos en todos los sectores ¿Quién duda que, en el caso Puig, hayan mandado “a matar” a los perjudicados desde aquí y procedieron a encubrirlos con la presencia del jugador y su madre en el juicio, si realmente hubo caso meritorio de comentarse? Incluso aquellos que en Cuba se prestan como exagerados buenos samaritanos, para trasladar a los jugadores que intentan irse a lugares de recogida seguros.

Los únicos en Cuba que no se cuidan del chivato castrista en el exterior son los opositores de la nueva ola, ¿Razones? Ellos sabrán…

Pero que ni se dude ni se olvide esto: en la Isla siempre se le ha temido al “reclutador venido de fuera” para la causa, porque sobran casos en los que un individuo, que ni vio al que preguntó por él, recibió tantos años como las bombas que nunca puso.

Con esto a la mano ¿Cómo no le van a temer al que viaje hasta allá para coordinar una fuga con el objetivo de que el tipo sea firmado para jugar en Grandes Ligas? Por favor, para quien conoce el paño, es una falta de respeto invitarlo a creer así.

Anuncios

  1. Pingback: LA RESPUESTA QUE NO EXIGE COMPLETA EL CANAL 41 EN CUBA | La Crónica USA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s