DUSTY BAKER HUELE A REVANCHISMO

Por Andrés Pascual

Resulta que el manager del Cincinnatti cuestionó a Tony Larusssa, porque escogió a Zack Greinke sobre el suyo, Johnny Cueto… El ex director de los Cardenales ripostó y tuvo a su lado a quien es su amigo personal, el Señor de los Anillos del Beisbol, Bud Selig.

Yo no soy admirador de ninguno de los dos, ni de Baker ni del tampeño, sin embargo, por lo que he podido leer, el abogado tuvo la razón.

Lo preocupante en este caso es que Dusty Baker ha intentado colisionar con los blancos más de una vez y no lo han hecho titulares, ¿Razones? ¡Vaya usted a saber! pero, si a un blanco se le ocurriera ponerse de parte de un jugador de su raza, tomar por el cuello a otro negro que dijo tres verdades (caso Barry Bonds-Jeff Kent), sobre poco interés en el terreno, no quedaría un barrio ni vietnamita ni coreano en  pie en el Oeste del país ni habría tranquilidad hasta que no hubieran botado a los implicados blancos, sin derecho ni a retiro ni a pensión ni a hablar en ningún foro público o privado. Hoy por hoy, en este barril de pólvora que llaman Estados Unidos, la cosa está de “yuca y ñame” y parece que algunos como Baker quieren complicarlo más.

Hace varios años Dusty Baker se rió ofensivamente de los jugadores blancos, en aquel momento sugirió un “doble platoon” de juego porque, según ese individuo, el blanco poducía de acuerdo a la sesión de juego, diurna o nocturna y al sol.

Para reafirmar la peligrosa barbaridad, agregó que su madre era profesora de Estudios Sociales en San Diego y que él sabía de lo que hablaba.

Este tipo de cosas deben pararlas cuando salen de la boca de individuos racistas y revanchistas como el mencionado, o hay una seria exposición a la candela general cualquier día, todo está en que los blancos se cansen.

Yo creo que, conociendo “lo otro” de Baker, la esencia racista merodeó en su ataque a Larussa. Casi siempre este tipo de gente reacciona agrediendo como respuesta innecesaria a lo que casi nadie, sino ellos, ven en las acciones ajenas.

Por lo que se ve, como la Media, como muchos defensores de esta minoría a la que pertenece el manager sepia, que acusan el complejo de culpa por la Ley de Jim Crow hecha por sus antepasados, el Comisionado también les teme, tanto que no fue capaz de leer entrelíneas, pero hizo tierra a José Canseco, tal vez el único intento inútil que se ha hecho por salvar al beisbol, en igual medida que Baker y otros como él pueden enterrarlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s