EL SHOW DEL PRIMER JUEGO DE CADA AÑO

Por Andrés Pascual

Acabo de leer un interesante material de Cash Kruth para MLB.com relativo al Día Inaugural, “Grand opening a legendary part of the game”, sin embargo, no comparto su opinión de llamarlo “legendario”, sino interesante, esperado con alegría desbordada por “el tiempo muerto” de 6 meses sin beisbol, a pesar de la baja en la asistencia durante etapas críticas de la campaña, medidoras del gusto y de la fidelidad en momentos claves, como la Serie Mundial.

A mi modo de ver, legendarios son los hechos que se han producido a través de la historia de este primer juego, que rompe hostilidades en ambos circuitos. Algo que nunca debe dejarse al margen, es que cada club tiene un día inaugural, pero el deporte otro que es el campanazo inicial que anuncia que el primer round del largo trayecto de 162 juegos comenzó.

De acuerdo a lo raro del manejo de las Grandes Ligas modernas, el inaugural de dos clubes se puede jugar varios días antes de la fecha prevista, incluso en otro país como Japón, sin embargo, no cuenta para nada en los récordes, que seguirán con el partido al que asista el Presidente y en el que efectuará el histórico “primer lanzamiento” en los Estados Unidos, u otra figura política designada, como Hubert Humphrey en 1966, por citar uno. A propósito de 1966, en el inaugural de Cleveland entre los Indios y los Senadores de Washington ese año, debutó el primer umpire negro en Grandes Ligas: Emmett Ashford.

Tal vez por petición editorial, el material de Kruth se atuvo a la era reciente del pasatiempo y, con la excepción  de que mencionó el más famoso de los inaugurales, el juego en que Bob Feller dejó sin hits ni carreras al Chicago en 1940, para nada consideró el legado anterior.

Yo observé en Japón este año a los Atléticos de Oakland uniformarse como lo hacen el Culiacán o el Hermosillo, por ejemplo, con propagandas colgadas cual vulgares clasificados promocionales, un verdadero horror por lo desagradable y agresivos a la vistosidad del juego. Hay que tomar nota porque, nadie lo dude, tal vez en 10 años sea el “primer club que lo hizo”, como una vez fue poner el nombre del equipo, los números en la espalda…

Interesante para estos primeros: William H. Taft, en 1912, fue el primero de los mandatarios que inauguró la temporada, incluso que hizo el primer lanzamiento; el último, Obama.

Durante mucho tiempo, el Presidente lo hacía desde su palco; sin embargo, con el tiempo, tal vez porque son más jóvenes, más atléticos y con más disposición, bajan al terreno y lo ejecutan desde el montículo hacia un catcher en posición, o hacia otro invitado a recibirlo.

En 1923 Eppa Rixey abrió por los Rojos de Cincinnatti la campaña, pero en 1924 fue Adolfo Luque, porque gano 27 y su porcentaje de limpias fue de 1.93; en 1960, porque en 1959 ganó 17 y perdió 10, los antiguos Senadores de Washington le dieron la pelota a Camilo Pascual para que inaugurara la temporada, desde esa fecha, ha llovido bastante.

Durante más de 40 años, el monopolio de abrir el juego inaugural como pelotero de posición entre hispanos, le perteneció a los cubanos, después se amplió a otros países.

A pesar de la prohibición que impuso Castro, Cuba ha estado ausente en muy pocos inaugurales para tanto tiempo sin profesionalismo durante 54 años.

Muy moderno, yo diría que exageradamente a tono con los tiempos: estos últimos 10 o 15 años han sido los más débiles por su clase para el nivel de liga grande y para la categoría de juego de apertura, si no lo cree, entreténgase en revisar las nóminas de cada club para esta temporada y se dará banquete con la cantidad de regulares, como jugadores de posición, incluso algún que otro pitcher, que deberían estar en el róster abridor cuando los árbitros griten el tradicional “A jugar”, sin embargo, lo harán en lista de enfermos y un suplente que, posiblemente y haga lo que haga será enviado a las Menores cuando vuelva el tipo dueño del puesto por obra y gracia del contrato multianual, tratará por todos los medios de hacer algo que lo ponga en la historia del encuentro, quizás como única posibilidad de “Héroe de un solo día” en su carrera.

A pesar de todo, es el Juego Inaugural, sencillamente, el beisbol está de vuelta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s